Según el político, en el pasado, lo peor que sucedía, era que López Obrador cerrara la avenida Paseo de la Reforma, aludiendo a 2006, pero ahora “que tiene todo el poder, no se quiere esperar a que sean las elecciones, quiere quitar desde ahorita el árbitro y poner un nuevo árbitro».

El excandidato presidencial, Ricardo Anaya Cortés, se lanzó hoy contra la reforma electoral propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador, al afirmar que la iniciativa se propone desaparecer las instituciones electorales con el propósito de controlar las elecciones.

En su mensaje de cada lunes, el panista llamó a los ciudadanos a exigir a sus legisladores que voten en contra de la reforma electoral para evitar el autoritarismo y una eventual dictadura.

Anaya, quien contendió por la Presidencia de la República y fue derrotado en 2018, consideró que hay dos motivos para que el actual mandatario se proponga desaparecer el Instituto Nacional Electoral (INE): primero, dijo, porque tiene miedo de perder las próximas elecciones y, segundo, “porque s un cuate que no sabe perder”.

Al respecto, recordó y citó fragmentos de discursos en las derrotas electorales de López Obrador por las que acusó fraude, es decir, las elecciones de gobernador de Tabasco en 1988 y 1994, así como las presidenciales de 2006 y 2012.

“Jamás acepta cuando pierde y manda al diablo las instituciones”, agregó mostrando un fragmento del discurso de 2006, cuando la institucionalidad electoral le negó las impugnaciones.

Según Anaya Cortés, en el pasado, lo peor que sucedía, era que López Obrador cerrara la avenida Paseo de la Reforma, aludiendo a 2006, pero ahora “que tiene todo el poder, no se quiere esperar a que sean las elecciones, quiere quitar desde ahorita el árbitro y poner un nuevo árbitro que pueda controlar”.

A continuación, el panista explica lo que a su juicio afecta la reforma electoral actualmente en discusión, describiendo la conducta que considera una ruta a la dictadura:

“Llegan al poder con todo tipo de promesas, de todo lo que sale mal le echan la culpa a los de antes y, tercero, usan las instituciones de justicia para deshacerse de sus adversarios. Y ya afianzados en el poder, toman el control de las elecciones. Entonces, el gobierno se va haciendo menos democrático y más autoritario, todo se pudre, se deteriora al extremo de acabar en una dictadura”.

Además, expuso, está el argumento económico relacionado con las democracias. En concreto, ejemplificó con las tres democracia mejor calificadas del continente, es decir, Estados Unidos, Canadá y Uruguay, donde también las condiciones económicas son mejores, en contraste con Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela, donde subsisten las peores democracias del continente y también donde se padece un mayor deterioro económico.

“Su López Obrador toma el control del árbitro electoral, será el principio del fin. Defender al INE es defender las democracia, la libertad y el derecho a quitar y poner en el gobierno”, expuso para finalmente llamar a los ciudadanos a exigir a sus diputados y senadores que voten en contra de la reforma electoral.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *