Muchas de las grabaciones que se hacen virales en redes sociales sirven para exhibir malas conductas, las cuales en la mayoría de los casos llegan hasta las autoridades y eso fue lo que ocurrió en este caso tras difundirse un fuerte video.

Los hechos ocurrieron en Reino Unido donde una pareja fue arrestada por abuso infantil luego de que se diera a conocer un video en el que se parecía cómo le dan una supuesta bebida alcohólica a un menor.

“Se tomaron medidas para salvaguardar a los involucrados, y un hombre y una mujer fueron arrestados bajo sospecha de crueldad infantil más tarde ese mismo día”, relataron los agentes de la policía tras evidenciarse los hechos.

Y si te preguntas cómo llegó hasta las redes, fue mediante Facebook, donde se comenzó a compartir el clip en el que se puede ver a una mujer, quien aparentemente es la madre del niño dando lo que parece una botella de vodka en una tapa mientras el pequeño niño se encuentra sentado y solo observa.

Pero lo increíble de esta grabación es que se lo da al bebé e inclina la cabeza del niño hacia atrás para que consuma el líquido, como si fuera una medicina.

Mientras en la parte de atrás, se observa un hombre sin camisa, que se cree que es el padre del niño, quien no intercede ni detiene lo que estaba a punto de ocurrir.

Tras las impactantes imágenes, la policía confirmó que fueron a la propiedad tras llegarles el video de la conducta de estas personas y ahí procedieron ante los hechos.

“Al asistir, los oficiales se dieron cuenta de las preocupaciones por un niño”, dijo un portavoz de la policía, y señaló que inmediatamente los padres fueron arrestados por abuso infantil.

Sin embargo, pese a lo evidente, los dos adultos fueron liberados bajo fianza y el niño ha regresado bajo su cuidado, lo que alerta de gran forma lo que pueda ocurrir en un futuro.

La policía local reveló que fue un testigo quien les hizo llegar el video de lo ocurrido, pero tras conocer que habían dejado en libertad a los individuos se contactó con servicios sociales para que se aseguraran que el bebé se encontrara a salvo, aunque fue notificado que seguía en el domicilio junto a sus padres.

Más tarde, un portavoz del Consejo del Condado de Kent comunicó que los servicios fueron alertados de la situación y sin perder tiempo tomaron las medidas necesarias para que no sucediera un nuevo incidente.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *