Pese a que las enfermedades del corazón son el principal asesino de los tamaulipecos, en hospitales públicos de la zona no hay equipo especial para salvar vidas en caso de un infarto y es urgente cubrir esa necesidad, señalan médicos.

En 2021 fallecieron por padecimientos cardiacos 5 mil 919 pacientes en el estado; de ellos, 3 mil 412 fueron hombres y 2 mil 507 mujeres, informó el Inegi en su reporte “Características de las defunciones registradas en México”.

Ese año, 91 personas más perdieron la batalla en comparación al 2020, cuando según dicho informe estadístico, murieron 5 mil 828 por ese problema de salud. Al respecto, el presidente del Colegio de Médicos en Tamaulipas, Rosendo Sánchez Medina, señaló que es importante voltear a ver el tema.

Expuso que en el sur del estado “hace falta un hospital especializado en la atención de enfermedades cardiovasculares”, que son la primera causa de muerte a nivel nacional y estatal, indicador que retrata su importancia.

“En toda la zona, en los hospitales públicos no tenemos cateterismo cardiaco, cuando las enfermedades del corazón son la principal causa de muerte y los infartos lo primero, es una arteria coronaria obstruida que hay que destapar con ese cateterismo”.

Sánchez Medina mencionó que el IMSS, Issste y Pemex envían a Monterrey y Ciudad de México a sus pacientes, mientras a nivel estatal son referidos a Ciudad Victoria, donde no siempre se cuenta con ese servicio especializado.

“No tenemos y eso es importantísimo; hay un tratamiento con un medicamento que desbarata el coágulo pero a veces no lo logra; debe haber una sala de hemodinamia disponible del sector público y aquí no hay, solo lo existe a nivel privado con un costo inaccesible para la mayoría de la población”.

El médico hizo ver que frente a esta problemática, es fundamental que los ciudadanos prevengan estos padecimientos, pues la entidad es de las primeras en obesidad y diabetes y por lo tanto en infartos.

“No es posible que en la zona sur no tengamos esta sala de hemodinamia para resolver en forma aguda una arteria coronaria que está obstruida, es la diferencia entre la vida y la muerte”, hizo ver.

Con información de Milenio.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *