Derivado de la comercialización de ropa usada, ropa interior y juguetes sexuales, Marco Antonio Garibay González, director de mercados y plazas de Michoacán, ha suspendido los bazares artesanales que se instalaban en Morelia, pues señaló que algunos de los productos que han llegado a comercializarse están contemplados bajo reglas y normativas diferentes. La suspensión se realizó tras la inspección de un bazar ubicado en la Calzada de Fray Antonio de San Miguel.

De acuerdo a Garibay González, en los recientes meses se ha puesto de moda en Morelia la instalación de bazares y plazas que no se extienden por mas de 1 día y que tienen el objetivo de promover canales de comercialización para ayudar a productores artesanales y comerciantes que se dedican a la elaboración de productos como jabones, macetas, joyas, cosméticos, etc.

El director de mercados señaló que ha habido tolerancia hacia productos que no son artesanales y que son de origen industrial. También recalcó que estos lugares tienen la función de ayudar a los comerciantes que se han visto afectados por la pandemia de COVID-19. A pesar de la permisividad, en el formato bazar, quedan prohibidos los productos como ropa interior, ropa de segunda mano, juguetes sexuales en su modalidad de dildos, estimuladores, geles retardantes, vibradores y demás objetos.

En el video, que circula en redes, pueden observase distintos productos eróticos y de forma fálica, así como cremas y cosméticos colocados en una mesa para su comercialización. En la grabación se puede apreciar parte de la conversación entre compradores y vendedores.

El pasado 31 de julio un bazar que ya había sido habilitado y que previamente había obtenido permiso del municipio para operar, infringió la norma derivada de un acuerdo administrativo, lo anterior condujo a las autoridades a suspender los permisos para la instalación de bazares hasta que se resuelva una norma que especifique la definición de bazar así como los productos y servicios permitidos en ellos.

Además, expresó que hasta el momento los organizadores de bazares se habían apegado a las normas y al acuerdo administrativo, esto provocó conceder acuerdos “de buena fe” y confiando en el criterio de las personas al frente de los eventos.

Todavía no hay fecha específica para la revisión de las reglas que afectarán a los mercados y bazares, sin embargo, se espera que en poco tiempo se logren establecer las normas, formatos y restricciones que permitan impulsar la producción y comercialización de artesanías, productos que han ganado popularidad entre la gente del municipio.

Tan solo el fin de semana pasado, en Morelia, se concedieron 4 permisos para el establecimiento de bazares en lugares como la calzada Fray Antonio de San Miguel, las plazas De Armas, Benito Juárez y Ocampo, el andador Miguel Hidalgo y el bosque Cuauhtémoc.

Hasta el momento se tiene prevista la colocación de 6 bazares que cumplieron con los permisos para instalarse previo a la identificación de la mercancía restringida en la Calzada de Fray Antonio de San Miguel. Tanto la ropa usada y especialmente la ropa interior, así como los juguetes y artículos sexuales implican formatos diferentes relacionados con tianguis y exposiciones.

La colocación de bazares tiende a ser en la zona del Centro Histórico de Morelia y por ahora no podrán continuar estableciéndose pues han sido suspendidos por tiempo indefinido afectando a diferentes comerciantes que ven en lugares públicos como plazas y mercados oportunidades para generar ingresos.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *